Blog

Lo que me hubiera gustado saber

Después de este tiempo de subidas y bajadas, porque detrás de todo lo que ves, hay un humano, y detrás de este post estoy yo y quiero dedicarte unas palabras que hubiera agradecido leer hace años, cuando no sabía que me pasaba. Te diría que:

1. No estás loca.

Te entiendo porque he estado ahí. Definitivamente, no es normal que sientas insomnio, que tu cuerpo se sienta ajeno, que no pueda responder para hacer las funciones básicas que solía hacer. Algo tan sencillo como despertar cada mañana con ganas de vivir. Sin embargo, los piquetes en el cuerpo, la hinchazón abdominal, sentir que todo esfuerzo para pensar, ir al trabajo es algo ENORME no es normal y no estás loca. Al contarle a amigos, familia, a tu pareja o a tu médico y que no te crean porque “por fuera te ves bien” es desesperante. A mí no me creían que estaba enferma -“¡Pero si no estás gorda!” “Ni se te nota, en serio?”- era lo último que quería escuchar.

Créeme que lo que sientes es real, y nada ni nadie pueden decirte que lo que sientes no es real. Cree en tu intuición y en tu cuerpo. Te está mandando esas señales por algo desde hace tiempo, te está pidiendo ayuda.

Si quieres entender tu cuerpo y aprender cómo cuidarlo, comparto lo que me ha sanado de raíz en el boost tiroideo, 21 días para poder comprender que nada de lo que te ocurre es casualidad, es un grito de ayuda que te hace el cuerpo. Descubrirás cómo comer para resetear tu tiroides, ejercicios prácticos de yoga para poder mejorar su funcionamiento y entenderás los patrones mentales y emocionales detrás de tu malestar hormonal. Revísalo aquí: www.sanatutiroides.link/boostmarzo, y toma acción, no dejes que la vida se escape antes de lo planeado. Vales la pena, eres importante.

2. Tu problema no es nuevo.

Lo he visto una y otra vez. He encontrado que el patrón es que alrededor de 10 años antes de tu diagnóstico fue pasando, lentamente, silenciosamente y sin darte cuenta, detonado por un evento que te partió el corazón, te sobrepasó y no supiste o no pudiste controlarlo de la mejor manera, porque:

¿Quién nos enseña a superar una pérdida como habilidad de vida? ¿Quién nos enseña que el descanso es tan importante para avanzar en tus sueños?

¿Quién te enseña que ser mujer NO es lo mismo que ser hombre porque cambian tus necesidades calóricas, de concentración, umbral del dolor, espacialidad y se activan distintas energías?

Somos como 4 personas diferentes en un ciclo como mujeres y como hombre tienes semanas de estar a 20% de tu capacidad y otra semana de estar al 80-100%. WHAT! Sí, es real (eso lo aprendí practicando el yoga que me salvó la vida y que ahora comparto)

¿Quién te enseña que decir lo que sientes es válido, necesario, útil para ti y para todos?

¿Quién te enseña que pedir ayuda es importante y que lo que dice tu corazón es la verdad?

A mí no me lo enseñaron, y esos procesos eran necesarios para sanar de verdad. Era necesario pasar por lo que pasé para darme cuenta de eso y mucho más, espero que te des cuenta que una enfermedad de tiroides o desbalance hormonal es mucho más de lo que nos dicen. Las cosas no se arreglan con el nuevo suplemento, el nuevo protocolo, la nueva dieta de moda y vas! ¡Sigue en esa carrera sin fin, a la velocidad que dicten los demás, a la velocidad vertiginosa de las exigencias del jefe, a la velocidad del entorno pidiendo el último zapato de moda, a la velocidad del entorno viendo como “se te va el tren”, rápido! Este problema hay que arreglarlo rápido y fácil. Abre la boca, tomate la pastilla, será siempre. Como me dijo mi médico, aquí no pasó nada, lo único es que te vas a tomar esto para siempre, pero NO PASA NADA!

Pues sí está pasando y mucho. Es un grito de tu cuerpo, es el grito que tu voluntad quería que escucharas, es una llamada a parar, a decir la verdad, a ser tu misma, ¡ya basta! Te dice, se apaga el switch. Si no paras, ok, te paro.

En una consulta de acupuntura, me dijo el médico: el problema no es tu digestión, es la autoexigencia que tienes contigo misma Judith, ESE es el verdadero problema. ¿Y cuál fue mi reacción? Aceptarlo con lágrimas en los ojos y saber que era cierto.

Claramente, las agujas no iban a ser el remedio. Eran el reflejo de lo que está pasando en un bosque tropical en el Amazonas, ese comportamiento era el reflejo de lo que está pasando con las estadísticas, mujeres de 19 años teniendo hipotiroidismo en todo el mundo, cuando hace 10 años el promedio era de 59 años. Es el reflejo de la explotación que hemos hecho de nuestros cuerpos, de nuestra atención, del agua, de la tierra, de las mujeres, de los hombres también.

¿Y qué significa la tiroides para el yoga?

Es el centro más importante del sistema nervioso, pues sustenta la glándula pineal, “la torre de control” de todas tus glándulas.

El yoga es el sistema que significa UNIÓN y que se logra a través de conectar, por fin, con nuestra respiración, con aceptar que no solo eres intelecto, productividad, un cuerpo atractivo y las exigencias que te validan en este remolino para el que nunca somos suficientes.

Si quieres practicar y aprender yoga en grupo con otras personas como tú, tu oportunidad comienza este próximo sábado, pues empezamos el boost tiroideo, un curso de 21 días para empezar a transformar tu vida y tu tiroides, revísalo aquí www.sanatutiroides.link/boostmarzo 

Las infecciones como causa raíz de autoinmunidad

Las infecciones como causa raíz de autoinmunidad

Las infecciones crónicas pueden mantener el cuerpo en un estado de alarma de bajo nivel, o un estado de inflamación leve, lo que hace que las consideremos ocultas: se deslizan por debajo del radar, que apenas las detecta. El estrés crónico puede reducir la capacidad...

leer más
LAS TOXINAS MEDIOAMBIENTALES Y LA TIROIDES

LAS TOXINAS MEDIOAMBIENTALES Y LA TIROIDES

 Los tres factores principales para desarrollar una condición autoinmune es un factor genético, permeabilidad intestinal y altos niveles de toxicidad. Hablaremos de los principales disruptores hormonales.    El mercurio es una de las incontables toxinas...

leer más
Testimonio y entrevista: Beatriz Herrera

Testimonio y entrevista: Beatriz Herrera

Cuéntanos un poco de tí.  Soy Beatriz Herrera Medina, tengo 48 años, soltera, sin hijos por decisión, con un perro adorable que se llama Chibigón. Actualmente vivo en Tecámac, Estado de México.Soy la mayor de 3 hermanas, con una familia nuclear (hasta hoy somos 9...

leer más
Selecciona una opción
USD Dólar de los Estados Unidos (US)